Llega la final del I Concurso de lanzamiento de CanSat Caesaragusta


Durante los días 21, 22 y 23 de abril, 12 equipos formados por institutos de secundaria de toda España se dan cita en Zaragoza para este certamen nacional de lanzamiento de CanSat, una simulación de satélite construido dentro de una lata de refresco.

Los equipos, formados por estudiantes y docentes, han trabajado durante meses en la construcción de su CanSat, una simulación de un satélite dentro de una lata de refresco, que se lanza, en la mayoría de ocasiones, para recolectar datos a través de sensores y que regresa de forma controlada a su punto de lanzamiento.

Después de realizar el viernes las últimas pruebas, los y las participantes se desplazarán el sábado al Aeropuerto de Teruel para lanzar sus CanSats a 300 metros de altura y recoger distintos datos sobre la atmósfera. Allí pueden simular el proceso de lanzamiento real de un satélite lanzado al espacio, y recoger por radio los datos de medición a tiempo real.

El domingo a las 10:00 horas en un acto abierto al público, los equipos presentarán los resultados de sus lanzamientos en Etopia y se proclamará el equipo ganador del certamen, que se asegura una plaza dentro del concurso europeo de la Agencia Espacial Europea, en el que participarán los equipos ganadores de los concursos nacionales de distintos países.

CanSat, un proyecto de la Agencia Espacial Europea

El concepto de CanSat nació en 1988 en Hawaii en un encuentro entre docentes y estudiantes de Estados Unidos y Japón. Desde entonces se celebran numerosos concursos donde los y las participantes fabrican su propio CanSat; y este año es el primero en el que el concurso tiene lugar en Zaragoza.

Este I Concurso apuesta por el trabajo en equipo, la tecnología y la superación personal para que los y las estudiantes conozcan el proceso de estudio, diseño y fabricación de un CanSat bajo la supervisión de la Agencia Espacial Europea (ESA). Cada equipo lo comprenden alumnos y alumnas matriculados/as en Secundaria, Grado Medio o Bachillerato con edades comprendidas entre los 14 y los 18 años, junto a un/a profesor/a responsable de monitorizar el proceso técnico.

La idea del concurso nació de la pasión por la tecnología y la astronáutica de asociaciones locales, como LEEM-UZ, Dlabs y de diversas personas que contribuyen a título particular. El proyecto está financiado por el Centro de Arte y Tecnología Etopia y la Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento, y cuenta con la colaboración de la Agencia Espacial Europea, la Fundación Ibercivis, los Laboratorios Cesar, el Instituto de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos y la Escuela de Ingeniería y Arquitectura de la Universidad de Zaragoza.

Deja un comentario