Kom Forest


Las entidades artísticas: arte-naturaleza, arte digital y arquitectura, forman una cuidada simbiosis que se completa con la implicación necesaria del espectador.  El resultado de este encuentro es una obra híbrida que pone en funcionamiento diferentes procesos estéticos y conceptuales para obtener una experiencia interactiva.

El primer cuerpo presente es una gran estructura domo-geodésica (7,20m de diámetro y 4,70m de altura) que sigue un patrón de proporción áurea. El poliedro de donde sale la cúpula es el rombicosidodecaedro (completando 60% del sólido). La estructura está cubierta en su interior de dos capas de tela que generan un espacio cerrado y aislado de la luz,  remitiéndonos a la negritud cósmica del universo.

En el centro del domo encontramos una gran raíz, poderoso elemento de la naturaleza por su conexión con la vida y la tierra.  La raíz está formada por una profusa serie de brazos entrelazados que miden en su conjunto: 4,30m x1,35m x2,50m.  Proviene de un platanus x hispanica.  Está tratada con pigmentos fluorescentes naturales sensibles al espectro ultravioleta, la  cúrcuma y la calcita,  que producen diferentes gamas de intensidad de color y percepción de forma  en un proceso de iluminación variable.

Esta iluminación proviene de una matriz de 40 focos de luz ultravioleta dispuestos de manera radial en cada nodo de la estructura domo. El sistema de iluminación, controlado a través de un ordenador, genera diferentes patrones de iluminación sobre la raíz, modificando su naturaleza visual.

Los sistemas de luz interaccionan gracias a la sensorización de la raíz, la cual ha sido intervenida de tal modo que es capaz de escuchar las vibraciones que suceden al contactar con su piel, pasándole estos datos a un ordenador central que intensifica y procesa estas señales. De este modo, la raíz siente la presencia del público, empleando estos inputs para generar mutaciones en la luz que la envuelve, modificando su comportamiento para generar una experiencia individualizada en cada visitante.

Para la construcción de la instalación se han empleados tecnologías de software y hardware libre como Pure Data y Arduino, además de haberse realizado un diseño electrónico específico para el desarrollo de los focos de luz ultravioleta. El sistema electrónico se expande a través de la estructura del domo, adaptándose como una enredadera que se fusiona con la arquitectura para generar un sistema vivo, una piel tecnológica conectada con la raíz haciendo de ésta un organismo expandido, un cuerpo cibernético que otorga una nueva vida a la raíz inerte.

Deja un comentario