Do it yourself ¿Cultura o subcultura contemporánea?


¿Cultura o subcultura?

El concepto no es nuevo, el ser humano por su naturaleza siempre ha sido hacedor de cosas. En unas ocasiones por necesidad de supervivencia y en otras por adaptación al entorno. El mero trabajo de hacer y de crear reporta satisfacción a uno mismo y aumenta el autoestima.

Si en los 60 ya existían publicaciones y revistas como elektor, es porque la gente ya tenia la intención de hacer cosas por si mismo, con lo que ello supone a nivel de desarrollo intelectual y emocional, buscando de forma consciente sentirse realizado.

Lo q ha cambiado de forma poderosa respecto a épocas anteriores es el canal de divulgación. Internet facilita el acceso a la información de una manera diferente permitiendo la conexión y comunicación entre usuarios. Sistema de infinitas entradas y salidas.Poder compartir trabajos, información,desarrollos del mismo modo que puede ser usado como mecanismo de adquisición de conocimientos e inspiración.

Generosidad y necesidad tienen un lugar de confluencia.

Obra y contemplación.
Actitudes para el Arte y la Técnica. Aplicación de los conocimientos científicos a la invención, diseño, perfeccionamiento y manejo de nuevos procedimientos en distintos campos de aplicación. Además de ese medio común que es internet, han surgido espacios comunes de fabricación «FabLabs» que generan un entorno de trabajo colaborativo.

El trabajo colaborativo es un proceso en el cual cada individuo aprende más del que aprendería por sí solo, fruto de la interacción de los integrantes del equipo, y, por lo tanto con un resultado más enriquecedor que el que tendría la suma del trabajo individual de cada miembro.

Indudablemente estos espacios aumentan las posibilidades de artistas y ciudadanía en cualquiera de las disciplinas existentes. Además bajo la perspectiva de consumidor y usuario surgen a debate cuestiones de aspecto filosófico, ético y pone en el punto de mira procesos como la industrialización o los sistemas económicos.

David Orús Melero, proyecto Brain Cinerama.

Deja un comentario